Es importante que sepas cómo cuidar a tu perro. Para ayudarle, hemos reunido gran cantidad de información, desde el cuidado del pelo y las patas hasta consejos sobre su salud dental.

La higiene de tu perro o cachorro

Es conveniente seguir una rutina diaria de higiene: es una forma estupenda de establecer un vínculo con tu perro, además de cuidar su pelaje.

El cepillado diario elimina el pelo muerto, la suciedad y cualquier parásito que tu perro puede haber traído de un paseo. Elige un cepillo pensado para perros como el tuyo y que sea adecuado para su tamaño y su tipo de pelo.

En aseo es también una buena oportunidad para inspeccionar las pezuñas, los ojos, las orejas y los dientes de tu perro.

Corte de uñas

Si tu perro suele caminar sobre superficies duras como pavimentos, en general las uñas no le crecerán demasiado. Pero de lo contrario, necesitará que le cortes las uñas cada cierto tiempo para poder caminar cómodamente. Pide a tu veterinario o a un peluquero profesional de perros que te explique cómo se hace.

Ojos y orejas

Los ojos y las orejas de tu perro deben estar siempre limpios. Puedes limpiar suavemente la zona que rodea a los ojos con una gasa de algodón humedecida. Haz lo mismo con las orejas, pero ten cuidado de no meterte dentro; su interior es una zona muy sensible.

Dientes y encías

Los dientes y las encías de tu perro exigen cuidados que pueden ser difíciles de dar – puedes aprender a cepillar los dientes de tu perro en nuestra sección de cuidados dentales. A partir de los seis meses, puedes ayudar a prevenir problemas de dientes y encías.

Corte de pelo

Los perros con pelaje rizado, como los terriers y el Poodle, necesitan un corte de pelo cada seis a ocho semanas. Los perros con un pelaje suave, como el Cocker Spaniel, necesitan un corte de pelo cada tres meses. No obstante, cada raza es distinta, así que pregunta a tu criador, veterinario o peluquero profesional de perros si no estás seguro.

Comments are closed.

¡Hola!
¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?